Tlf: 976 23 56 53
 

La felicidad no tiene excusa

Antes de comenzar a escribir esta nueva entrada,debo confesaros que, escribiendo la última reflexión que os deje aquí,me salte la parada de autobús,y tuve que recorrer andando dos kilómetros…con esto quiero tramitiros la dura labor de ser “bloguera”…bromas a parte (que si que es cierto que me paso eso,que conste),hoy,y aun a riesgo de volverme a dejar llevar por el mundo de las plabras y saltarme de nuevo la parada,os voy a descubrir una capacidad con la que no contáis a veces…la de ser feliz!Muchas veces pensamos que nuestra felicidad esta al antojo del destino,y que no esta en nuestras manos alcanzarla,a no ser que las cartas de pongan a nuestro favor. Estamos convencidos de que en cualquier momento,puede pasar algo que destruya una buena racha, o peor aun,estamos esperando ansiosos ese súper momento de felicidad con los ojos abiertos como platos para no dejarlo pasar… Os cuento un secreto??? La felicidad depende únicamente de vosotros!!! Si,si! Me diréis “ya! Si todo de va de cara”,pues no! Aun cuando las cosas van fatal,seguís siendo dueños absolutos de dicha felicidad. Os cuento las claves?? “Siiiiiiiiiiiii!!!” Vale….allí van:

El primer error que cometemos en esa búsqueda de la felicidad,es pensar que dicha sensación vendrá acompañada de fuegos artificiales y musiquita de feria. Que nos hará saltar el corazón,se nos acelerará el pulso y nos cortara la respiración…pues siento informaros de que eso se llama ANSIEDAD…l felicidad no viene envuelta con ese papel… La felicidad no lleva lazos ni papel de colores. La felicidad es diaria,es un estado. Es levantarte cuando te caes y seguir sintiendo que eres feliz y que nada va a poder contigo…la felicidad se encuentra detrás de cada detalle de tu día a dia,lo que pasa es que no le prestas atención. Vas deprisa y te la pierdes. La felicidad esta dentro de ti,está bajo tu control. La felicidad no es conseguir cosas. Eso es capricho,que también es muy sano. Pero no podemos poner la fuente de la felicidad en eso porque,como te sentirás si un día no puedes alcanzar dicho capricho?? Mal…frustrad@…. Y sin embargo,si aprendes a asumir las pequeñas frustraciones sin machacarte y a cambiar de dirección hacia las fuentes reales de la felicidad?? Si logras hacer eso,controlas tu felicidad,porque tu felicidad,esta en tu mente. Aquí viene el segundo secreto. Porque hay gente que con las mismas carta de la vida parece que es feliz,y otras personas parece que están siempre enfadadas??? Por un mero aprendizaje!!! Si,si! Puedes entrenar tu mente para ser feliz!!! Igual que vas al gimnasio y  musculas tu abdomen,puedes muscular la parte de tu cerebro responsable de esos pensamientos positivos. Y existen trucos para hacerlo!!! Y si!!! También te los voy a contar hoy… Para empezar, tienes que aprender a hacer compartimentos estancos. Es decir,si empieza la mañana con el agua congelada en la ducha,asume ese acontecimiento y sigue el día. No te lo lleves contigo. Segundo,saca lo positivo de ese suceso: el agua fría es buenísima para la circulación,para el brillo del pelo,y así has ahorrado gas,que esta muy caro!!! Céntrate en los pequeños detalles positivos que ocurren en tus días,y dedícales un tiempo. Si ese día no encuentras ninguno,diséñalo tu! Date un capricho,comete un dulce…y vívelo, regocíjate en ello. Intenta ayudar cada día a una persona. Aunque sea con un detalle tonto, pero siente que ese día has hecho silonreir a alguien. Planea un viaje o un plan que te apetezca mucho! Aunque quede lejos o no lo vayas hacer,déjate fantasear!!! Dile a la gente que quieres que los quieres,diles cosas bonitas,aunque te miren raro. Tu sabes porque lo haces! Y por ultimo, cada noche,haz un esfuerzo en pensar 10 cosas positivas que te hayan pasado ese día,y no te duermas hasta que las encuentres!

Muchos me preguntan a veces que porque siempre parezco estar tan feliz…pues simplemente porque lo soy… Mi vida no es mejor que la de muchos de vosotros,pero quizás he aprendido a pintarla con otros colores. Hoy pongo esos rotuladores en tus manos,solo tienes que destaparlos,y empezar a colorear!

Querer es SUPERPODER!

Hoy me ha pasado una cosa muy curiosa en el Gimnasio. Hace dos meses aproximadamente me quedé sin excusas que justificaran los achaques que los dos embarazos habían dejado en mi cuerpo, y haciendo encaje de bolillos para acoplar unas horas de ejercicio en mi ajetreada agenda, decidí apuntarme al gimnasio. De este modo, ya no tendría excusa para no moverme un poco, y además, contribuiría a la liberación de esas hormonas tan agradables que te hacen sentir estupendamente llamadas endorfinas. Comencé muy motivada, con la sensación de haber perdido ya 5 kilos con el mero hecho de traspasar la puerta del Gimnasio. Decidí organizarme las clases divertidas para no abandonar mi propósito, puesto que me conozco, y se que si algo me aburre, no tardo en cambiar de dirección. Seleccioné una clase que se llama BBClass, que vendía que mediante pasos de ballet, tonificabas todo el cuerpo. Tras acudir a un par de clases de estas, y darme cuenta de que parecía un pato mareado mas que una grácil bailarina de danza clásica, opté por modificar mi rumbo y apuntarme a Tabatta. Ya calzada con mis zapatillas y esperando inquieta al monitor en el lugar del gimnasio que me habían indicado, comenzaron a pasar mis compañeras de BBclass y a preguntar que sino iba a entrar en la clase. Yo, muy animada y dispuesta les informé de que iba a hacer Tabatta! Las caras que se sucedían mientras iba informado a todas la que me preguntaban, irradiaban una mezcla de pánico y pena hacia mí como si quisieran decirme “Ay infeliz, pero tu has visto ese cuerpecito tuyo??no vas a aguantar ni dos minutos!!!Esas clases solo son para los Súper Cachas!!!”. Yo, aun con un pequeño sudor frío recorriendo mi espalda, y haciendo honor a la fama de Bulldocer que me caracteriza, me mantuve en mi sitio, con la mirada perdida, deseando hacer mil preguntas, pero conteniendo la compostura. De pronto, y como un torbellino, apareció un chico con guantes, como muy equipado. – Eres el monitos de Tabatta?- le pregunté. – Vas a hacer Tabatta???- me respondió con la misma expresión que mis compañeras. – Si!!!- le dije ya casi rozando la ofensa. – Pues ahora vendrá el profesor- Y de pronto, apareció al fin el monitor de Tabatta. Yo, temerosa le pregunté – Voy a hacer Tabatta! Crees que podré??- …- Claro!!!!- me respondió con firmeza, y me dio con firmeza una pesa que pesaba un quintal y empezó la clase sin más dilación. Yo, muy obediente, empecé a hacer todos los movimientos que el marcaba, cada vez más difíciles. El chico del principio que me miró raro, resoplaba sin parar e incluso se paraba en algún momento. Yo seguía y seguía, motivada por la sensación de saber que el profesor confiaba en mí y también por el orgullo de poder decir en los vestuarios que no había sido para tanto. Fueron los 20 minutos mas duros que recuerdo en mucho tiempo. Peor que cuando corres como una loca para coger el autobús, cargada con las bolsas de la compra!!!. Pero pude!!!de pronto el profesor dio por finalizada la clase. Yo estaba tumbada en una colchoneta, con la boca seca y el corazón como una locomotora. En estas, el monitor se me acercó y me preguntó – Vas a seguir haciendo ejercicio???- y yo, ingenua de mí, y entendiendo que se refería a una broma al verme tan derrotada en el suelo, preguntándome si después de esta iba a abandonar el deporte para siempre, respondí. Si!!Claro!!!. – Pues corre, no pares! a la Elíptica 15 minutos!!!…………. Como???Se estaba refiriendo a si iba a hacer ejercicio en ese mismo momento??? Pues yo, ni corta ni perezosa y rogándole a mis piernas que me obedecieran, me fui a la elíptica obedeciendo al profesor…

Qué conclusión saqué de esta experiencia y porqué he decidido contárosla hoy aquí???Porque quiero que penséis en el poder real que tenéis cada uno de vosotros. Que muchas veces, abandonamos propósitos por el miedo al fracaso, y que deberíamos pensar que el fracaso debe ser más un motivo para intentarlo que para abandonar el propósito. A veces, creer en uno mismo, es fuerza suficiente para alcanzar las metas, y si nos dejamos llevar por lo que los demás nos dicen o esperan de nosotros, no solo nos perdemos la experiencia de haberlo intentado, aunque sea para decidir que no volveremos, sino que dejamos de conocer la cantidad de capacidades que tenemos, y de este modo, nos perdemos parte de nosotros mismos. Intentarlo y fracasar, es mil veces mejor que no intentarlo nunca. Es importante sumar experiencias, aunque sean de fracaso, porque todo forma parte de ti, aunque sea sangre . No dejes de intentarlo porque te digan que no puedes. Grita, sufre, ama, ríe, llora y tírate en paracaídas si sientes que lo necesitas. No llegues a viejo sin cicatrices en el cuerpo.

La Búsqueda De Amor en Positivo

IMG-20141110-WA0004

Hoy he tenido una interesante charla con una amiga mientras bajaba en el autobús hacia la consulta:

  • Yo:Hola guapa! que tal?? que no se nada de ti!!!
  • Ella: Ya tía! es que me han dado la nueva casa y ando súper liada!
  • Yo:Pero estás bien? Todo bien?
  • Ella:Si, si! En general bien. Pero tía, con los chicos fatal… ya te contaré, pero es que no acierto nunca…
  • Yo: Bueno, con acertar una vez es suficiente, no???
  • Ella: jajaja! Como le das la vuelta a las cosas!!!visto así, parece menos difícil.

Como todas las cosas que me pasan a diario, me he puesto a pensar en dicha conversación. Es verdad que todo el mundo me dice siempre que soy muy positiva y que irradio buen rollo en general. Es algo que los demás ven en mí, y de lo cual yo no termino de ser del todo consciente. Quizás porque me he acostumbrado a vivir así, a pensar así y no me doy cuenta de que dicha costumbre la he podido llegar a aprender en mi día a día.

Entonces, he sumado esta reflexión sobre el optimismo, y he echado la vista atrás. He intentado, sin regocijarme demasiado, en esa búsqueda del amor de la que hablaba mi amiga, y he intentado analizar con toda la realidad posible, si en la búsqueda que yo realicé, pensaba como ella, o si es ahora, en el momento en el que me encuentro felizmente casada con el amor de mi vida, lo que me hace analizar esa búsqueda de manera tan positiva.

Tras mi viaje al pasado, y haciendo memoria de mis amores y desamores, he de decir que me he encontrado con una Pilar igual de optimista que la que soy a día de hoy. Lo primero que siempre tuve muy claro es que me quería enamorar. Que quería el cuento de hadas y que los príncipes azules si que existían. Esto, hizo que el punto de partida resultase mas emocionante, puesto que inicias la carrera con la ilusión de alcanzar una meta que merezca la pena el esfuerzo. Durante la trayectoria, conocí príncipes, ranas y personajes extraños que no sabría donde catalogarlos…pero cada uno fue una historia, un aprendizaje. Algunos me rompieron el corazón y a otros se lo rompí yo ( sin querer, claro). Y recuerdo con nitidez, alguno de esos días fatídicos posteriores al día que te han dejado…Quizás las lágrimas protagonizaron alguno de ellos, pero en general, recuerdo haber tenido la capacidad para remontar tirando con destreza del optimismo del que hablaba al principio. Decidía cambiar mi vestuario, algún detalle de mi look…Mis amigas se reían porque siempre me quería apuntar a cursos tras alguna ruptura, ilusionada por el hecho de conocer gente y quizás otro candidato a príncipe. Incluso recuerdo con una sonrisa ( y algo de vergüencilla), que a veces me iba al retiro a patinar o a tomar el sol, y me imaginaba que se me acercaría alguien y comenzaríamos una conversación maravillosa que nos llevaría hasta mi meta…

En una de aquellas locuras que realicé buscando mi meta, llegue hasta Cuenca, y un 9 de Marzo conocí a un hombre que siempre fue príncipe y jamás fue sapo. A día de hoy, es “mi persona” y se que siempre estará a mi lado. Conoce mi lado bueno y mi lado malo. No intenta cambiarme ni yo a el. Ni el es perfecto ni yo demando perfección. Simplemente, al poco de conocernos le pregunté “mi caos será un problema para ti” y el me respondió ” mi orden será un problema para ti”??? ( pero de esto os hablaré otro día). Y hasta hoy… Claro que hay días malos y momentos difíciles. Pero el optimismo que puse en el camino de búsqueda, me llevo a encontrarlo. Así que si me preguntas sí el optimismo puede hacer que llegue el amor a tu vida, mi respuesta es que el optimismo puede mover montañas, y quizás detrás de alguna de ellas, este ese Amor que todos buscamos y cuya búsqueda tanto nos cuesta reconocer. Grítalo a los cuatro vientos, que igual el problema es que no te ha oído bien! Suerte en tu búsqueda y Enamórate!!!